Tunja en los decenios de transición entre los siglos xix y xx

 

En la segunda mitad del siglo XIX, Tunja presenta la imagen de un pueblo en decadencia y poco desarrollado económicamente, si lo comparamos con su esplendor económico en los siglos XVII y XVIII, cuando tuvo fama por su desarrollo industrial de los tejidos, y en especial “La ropa Tunja” y el “Pan Tunja” que fueron famosos en todo el país. Hacia 1910 su población aproximada era de 10.000 habitantes.

 

Las guerras civiles, que fueron frecuentes en la segunda mitad del siglo XIX, repercutieron en Tunja. Se recuerda la batalla de la Semana Santa en Tunja entre 1876-1878 y en las guerras de 1885, 1895 y en la guerra de los Mil Días.

La educación en Tunja en los decenios de transición: desde la segunda mitad del siglo XIX se intensificó en Tunja el ambiente educativo: se crearon numerosas escuelas, colegios, normales. y la Universidad de Boyacá, que fue fundada por el general Francisco de Paula Santander en 1827. Ya desde 1822, el Colegio de Boyacá se convirtió en el eje educativo más importante de Tunja.

En los decenios de los años veinte y treinta surgió la Facultad de Educación para la formación de los maestros de maestros, con la influencia pedagógica del maestro Julio Sieber. En esta colección fotográfica encontramos la Escuela Anexa, la foto del alemán Sieber, la primera Asamblea del Magisterio de Boyacá; grupos deportivos de los colegios Salesiano y del Rosario en Tunja en 1934; conjuntos musicales y bandas de guerra de los colegios, entre otras.

Es muy significativo destacar el ambiente cultural de Tunja en la segunda mitad del siglo XIX. Sobresalieron grandes escritores tunjanos como José Joaquín Ortiz, Alfredo Gómez Jaime y José Umaña Bernal; los sociólogos y humanistas Diego Mendoza Pérez, Enrique Alvarez Bonilla; los historiadores Nicolás García Samudio, Rafael Salamanca Aguilera en los primeros decenios del siglo XX.

Desde los primeros años de la Colonia se establecieron comunidades religiosas que levantaron conventos e iglesias. La actividad intelectual se fortaleció desde entonces, por la presencia de bibliotecas y la formación en las áreas propias de los conventos. La presencia de escritores como Juan de Castellanos y años más tarde Josefa Del Castillo, marcaron un derrotero intelectual que se mantiene vigente. Durante el periodo republicano, el General Francisco de Paula Santander fundó el Colegio de Boyacá, institución de gran trascendencia en la formación de jóvenes a nivel departamental y nacional.

A finales del siglo XIX llegaron las Escuelas Normales – masculina y femenina- y el Colegio de las Hermanas de la Presentación. Comenzando el siglo XX las Hermanas Dominicas fundan el Colegio del Rosario (1905) y años más tarde fundan colegios los Salesianos, los Jesuitas y los Dominicos. De esta manera se consolida la trayectoria académica y educativa de la ciudad. En 1954 inicia actividades la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, que impulsará la educación superior en el departamento. Hoy en día son varias universidades privadas con diversos programas académicos a niveles de pregrado y posgrado con la ventaja de contar con una ciudad rica en archivos y bibliotecas y con unos costos muy atractivos para los estudiantes.

A partir de 1939, año del cuarto centenario de fundación hispánica, Tunja comienza a crecer más allá de sus antiguos límites. Uno de los primeros barrios que se construyeron fue el Popular, donde se empiezan a ver elementos de la arquitectura moderna. El gobierno de Rojas Pinilla dejó un importante legado de modernidad: se construyeron edificios modernos en la Plaza de Bolívar, se fundó la Universidad pedagógica de Colombia, se mejoró la carretera a Bogotá, se construyó el aeropuerto, entre otras. El Instituto de Crédito Territorial construyó nuevos barrios y el sector estudiantil se fortaleció. Desde los años setenta se fundaron nuevas universidades, destacando la apertura de la seccional de la Universidad Santo Tomás en 1996.

Eventos culturales como el festival internacional de la Cultura , el Aguinaldo Boyacense y la Semana Santa , mantienen viva la tradición de ciudad culta que sabe acoger a sus visitantes. Ahora, con la ampliación de la carretera –doble calzada- el fortalecimiento de los anillos turísticos, su variada oferta educativa y su pujante comercio, Tunja se convierte en una atractiva posibilidad para radicarse, crear empresas o para reencontrarse con la historia en este bello sector del altiplano

Hoy Tunja es una ciudad eminentemente estudiantil; en ella están acensadas varias entidades de carácter universitario, instituciones de educación tecnológica, colegios y escuelas, a las que vienen miles de jóvenes a prepararse, desde todo el departamento de Boyacá, e incluso de otros departamentos nacionales.

En Tunja varias instituciones de educación superior reconocidas por el Icfes en las que se reúnen miles estudiantes. Esto significa que en esta capital una de cada cinco personas está en camino a ser profesional, superando la media de la mayoría de ciudades de América.  Tunja es conocida como la ciudad estudiantil y universitaria de Colombia.

IMG00595

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido Protegido !!
%d bloggers like this: